All posts in Sin categoría

Cáncer de Colon, ahora a los 45 años.

Cáncer de Colon, ahora a los 45 años.

Seguramente has escuchado en más de una oportunidad que a partir de los 50 años todos debemos hacernos los controles pertinentes para evitar cáncer de colon, pero recientemente la Sociedad Americana del Cáncer ha recomendado adelantarlos 5 años. Afirman que esta medida podría salvar millones de vidas.

Las razones que esgrime son sobre todo que esta enfermedad ha ido aumentando en edades tempranas debido entre otras cosas a los cambios en la forma de vida y alimentación.

Las autoridades de la institución explican que se trata de un abordaje muy grande, basado en datos epidemiológicos sólidos. Documentan un aumento drástico en la incidencia del cáncer de colon entre individuos menores de 50, y la amplia mayoría de esos casos están en el rango de 40 a 49 años”.

Es un llamado a maximizar las probabilidades de que las personas se hagan un estudio preventivo; la sociedad del cáncer desea que los médicos ofrezcan a sus pacientes opciones de estudios preventivos, desde el test de sangre oculta en materia fecal, hasta una colonoscopía.

En 2014, el 43 por ciento de los casos de cáncer colorrectal en los menores de 50 se produjeron en los adultos de entre 45 y 49 años, de acuerdo con Rebecca L. Siegel, epidemióloga de la Sociedad Americana del Cáncer y autora principal de varios informes que demuestran un aumento del cáncer colorrectal en adultos tan jóvenes como quienes tienen entre 20 y 30 años.

El mensaje para ambos, el público en general y los médicos, es que el “cáncer colorrectal puede ocurrir a cualquier edad”, incluso entre los adolescentes, afirmó el Dr. Richard C. Wender, director de control del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer. “Si pierde peso o tiene cambios en la evacuación intestinal o tiene síntomas tales como sangre en la materia fecal, es necesario saber por qué.”

More

HERNIA DE HIATO – Todo lo que tenés que saber

¿Qué es?

Se produce cuando la parte superior del estómago asciende o “sube” para alojarse en el tórax.

El tórax y el abdomen se separan por un músculo denominado diafragma y, el esófago se comunica con el estómago a través de un agujero en el diafragma llamado hiato. La hernia se da cuando parte del estómago pasa a través del hiato a la cavidad torácica y facilita el reflujo gastroesofágico, es decir, que el contenido del estómago regrese al esófago.

Síntomas

  • Puede no presentar síntomas.
  • Acidez.
  • Dolor abdominal o en el pecho.
  • Problemas para tragar.
  • Vómitos con sangre o heces oscuras, que pueden indicar sangrado gastrointestinal.
  • Eructos, hipo, náusea, regurgitación frecuente.

 

Tratamiento

Debe ser diagnosticada y tratada por un profesional. Comúnmente se recetan antiácidos y puede requerir cirugía  

 

Recomendaciones

  • No dormir o ponerse horizontal hasta 3 horas después de la última comida.
  • No fumar ya que el tabaco estimula la secreción del ácido gástrico.
  • Reducir el estrés ya que genera acidez aunque no hayamos comido.
  • Reducir el peso de ser necesario.
  • Hacer comidas menos abundantes y más divididas a lo largo del día.
  • Evitar alimentos grasos, picantes, gaseosas, alcohol, cítricos.
  • Reducir el consumo de alimentos que produzcan gases como col, coliflor, brócoli,  alcauciles, porotos, garbanzos, habas, lentejas.
  • Consumir lácteos, frutas y verduras cocidas, carnes magras.
More

¿Es el Aparato Digestivo Nuestro Segundo Cerebro?

 

Es conocido que muchas emociones se manifiestan en el aparato digestivo. Seguramente alguna vez sentiste mariposas en la panza frente a un nuevo amor, nervios y descompostura antes de un examen o pérdida de hambre al estar angustiado. Pero, ¿Porqué se producen estas sensaciones? ¿Cómo será que el sistema digestivo registra emociones al igual que el cerebro?  

Esto se explica ya que hay una relación muy cercana entre el sistema digestivo y el cerebro. Existe una conexión entre ambos mediante una extensa red de neuronas, sustancias químicas y hormonas que en forma constante intercambian información, por ejemplo, para avisarle al cerebro que hay necesidad de ingerir alimentos o que algo no está funcionando bien durante la digestión.

La parte del sistema nervioso que se encarga de controlar el sistema gastrointestinal se denomina “sistema nervioso entérico” y tiene más de 100 millones de neuronas por lo cual se lo considera un “segundo cerebro”. Es tan extenso y complejo que incluso puede operar en forma independiente.

“Existe hoy considerable evidencia a favor de que la “gran asamblea” de microfauna en nuestros intestinos puede tener un importante impacto en nuestro estado de ánimo”.

– Facundo Manes

Para que se produzca una comunicación entre el sistema nervioso central y el entérico, todo tipo de neurotransmisores son encargados de transportar la información. Un neurotransmisor clave es la serotonina, la hormona relacionada con el bienestar, el comportamiento, la actividad sexual y el sueño. Si bien la tenemos en el cerebro y está muy asociada a los trastornos de ansiedad y depresivos, hay mucha más serotonina en el intestino que en el cerebro.

Así, “el cerebro entérico” produce sustancias psicoactivas que influyen en el estado anímico. Además de serotonina, produce diferentes opiáceos que modulan el dolor y también benzodiazepinas, compuestos químicos que tienen efecto tranquilizante.

Ahora bien, ¿Cómo hacemos para cuidar nuestro “segundo cerebro? , compartimos algunas recomendaciones:

  • Seguir una alimentación equilibrada: Es importante que consumas alimentos variados para dar al cuerpo un aporte nutricional proporcionado.

  • Cuidar los hábitos: Cuando sea el momento de comer, dedicale tu atención completa a esa actividad. Sentate, comé despacio, no hagas otra cosa en paralelo, masticá y saboreá los alimentos.

  • Masajear suave y aplicar calor tibio en la zona del vientre: Son estimulantes para las neuronas digestivas.

  • Beber 2 litros de líquidos al día: El agua además de hidratarte, ayuda a la evacuación para mantener el organismo equilibrado y libre de toxinas.  

  • Realizar actividad física: No es necesario exigirse por demás sino realizar ejercicio de forma regular como caminar. De esta manera no solo se activarán todos tus sistemas vitales sino que el movimiento y estiramiento favorecen a la buena digestión.

  • Regular las emociones: El estrés, angustia, nerviosismo se manifiestan negativamente en el aparato digestivo. Para controlarlos podés implementar en tu día a día ejercicios de respiración, meditación, relajación.

Ya sabés que todo nuestro sistema está íntimamente conectado, por eso escuchar a tu cuerpo es de mucha importancia. La acidez, el ardor, el reflujo, la pesadez, el hinchazón, el dolor, demasiados gases, la irregularidad del tránsito intestinal, nauseas, son sus formas de expresar que algo anda mal. No te acostumbres a sentirte mal, ante estos síntomas consultá a tu médico.  

 

More

Embarazo y Nutrición: ¿Qué aconsejan los profesionales?

El embarazo es sin dudas uno de los estados más lindos en la vida de una mujer. La alimentación durante este periodo es fundamental tanto para el desarrollo del bebé como para atenuar las molestias digestivas que se puedan experimentar. En este artículo transmitiremos consejos de nuestros especialistas.

 

  • Comer por dos no quiere decir que se deba comer el doble, sino que los alimentos que se consuman son la principal fuente de nutrientes para el bebé.
  • Cero alcohol durante estos nueve meses, aún una copa al día es nociva y puede perjudicar el desarrollo del bebé.
  • Consumir fibra mediante cereales integrales, frutas y verduras frescas, así como legumbres, semillas y otros. La fibra permitirá minimizar el estreñimiento propio del embarazo y reducir las molestias que se puedan ocasionar.
  • Consumir proteína a partir de carnes, legumbres, huevos, lácteos, frutos secos. Las proteínas favorecen el crecimiento del tejido fetal y de la mamá.  
  • Ingerir omega 3 ya que beneficia la salud cerebral del bebé. Algunas fuentes son pescado azul, nueces, semillas y aceites vegetales.

 

  • Calcio y Hierro, es fundamental reforzar su ingesta en este periodo. Las fuentes de ellos son: lácteos, verduras verdes, semillas de chía, hígado, legumbres, carnes rojas, pescados, leche de arroz / almendra / soja.
  • Beber dos litros de agua cada día para favorecer la hidratación, optimizar la circulación sanguínea y con ella la oxigenación de todo el cuerpo, disminuir la sensación de acidez.
  • Evitar dietas extremas y restrictivas, durante el embarazo un déficit de nutrientes y calorías afectará al bebé en desarrollo.

 

  • Ingestas más frecuentes pero de menor tamaño ya que se presionará más el estómago y te saciarás de inmediato, además ayuda a prevenir la acidez.  
  • Ácido fólico, durante el primer trimestre se recomienda consumirlo para prevenir defectos en el desarrollo del embrión.
  • Almacenar grasa es necesario ya que el cuerpo las utiliza durante el parto y la lactancia. Estas grasas deben ser “buenas” como por ejemplo Salmón, caballa, arenque, Aceites,  semillas de lino, nueces, porotos de soja.
  • Realizar ejercicio durante el embarazo es muy beneficioso para controlar el peso, generar endorfinas y prepararnos para el parto.Natación, yoga, pilates o caminar pueden ser algunas alternativas.

 

Creemos que lo más importante es que este periodo sea disfrutado y transitado con felicidad. Si estás embarazada, en Cedim nuestros profesionales están preparados para acompañarte.

More

Sufro Hinchazón Abdominal ¿Debo Alarmarme?

Es muy probable que alguna vez hayas tenido sensación de inflamación, pesadez e incomodidad en tu vientre. En muchos casos se debe a un exceso en las comidas, pero en otros puede ser un síntoma de alguna patología o trastorno digestivo.

No te alarmes, ahora te vas a informar.

La hinchazón ha sido definida como la sensación de aumento de la presión abdominal que puede ir acompañada o no de distensión abdominal, es decir, agrandamiento visible del vientre.

¿Qué la causa?

Muchas veces se debe a un exceso en las comidas o alguna dificultad en la digestión. En esos casos un cambio alimenticio debería revertir la situación. Ahora, la hinchazón también puede ser una manifestación de otras patologías como síndrome del intestino irritable, intolerancias alimenticias, quistes ováricos, oclusión intestinal parcial, enfermedad de Crohn o dispepsia, entre otras.

¿Cómo saber si debo preocuparme?

Es difícil reconocerlo ya que cada caso es particular. Te recomendamos que estés atento a tu cuerpo y tomes las siguientes precauciones:

  • Alimentación: Evitar gaseosas, productos procesados, legumbres, lácteos, verduras crucíferas (brocolí /repollo/ coliflor), cereales, sal, grasas. En cambio, elegir frutas, verduras, agua, carnes magras.  
  • Métodos de cocción: Optar por cocinar al vapor, hervir, hornear, a la plancha. Evitar frituras.
  • Estrés: Es importante controlarlo ya que impacta negativamente en todo el aparato digestivo.
  • Hábitos: Incorporar ciertas conductas a la hora de alimentarnos es muy beneficioso. Probá comer despacio, masticar bien los alimentos, sentarse a comer, no hacer otra actividad simultánea.  

Es importante tener en cuenta que la inflamación no debe ser algo permanente, sino esporádico, y siguiendo estas indicaciones deberías sentirte mucho mejor. Ahora, si te sentís hinchada/o con frecuencia deberías consultar al médico para un control.

La hinchazón es una sensación muy habitual pero no te acostumbres a convivir con malestar, elegí siempre sentirte bien.  

More